Finanzas

Inflación y tasas de interés empeorarán antes de mejorar. Lo que debes saber para prepararte

La inflación en Estados llegó al 9.1 por ciento en junio, el punto más alto en 40 años, y los economistas predicen que en lo que queda del 2022 alcanzará los dos dígitos.

Con el aumento de los precios de la gasolina, los alimentos y del costo de la energía en los hogares –que se espera suba un 21.9 por ciento con relación al 2021–, se ha erosionado el poder adquisitivo de los estadounidenses, ha caído la confianza del consumidor y han aumentado las filas en los bancos de comida, porque muchas familias no pueden cubrir la canasta básica.

Los precios de la vivienda en Estados Unidos han subido un 50 por ciento como promedio entre el 2020 y 2021, una cifra importante porque los gastos de vivienda representan el 35 por ciento del presupuesto familiar. El aumento promedio del salario es un poco más del 5 por ciento, indicó Yahoo Finance, lo que significa que hay una brecha con el precio de los bienes y por lo tanto se considera un “impuesto de inflación” que afecta el estándar de vida.

“La inflación podría llegar al 12 por ciento en lo que queda del año”, dijo Manuel Lasaga, profesor del Departamento de Finanzas de la escuela de Negocios de FIU, indicando que la única manera de desacelerar el crecimiento es aumentando las tasas de interés y hasta ahora los tres aumentos que ha hecho la Reserva Federal no van en consonancia con el nivel de inflación.

“La Fed tendrá que apretar el freno porque de lo contrario no se verá una reducción de la inflación”, señala el economista.

Al mismo tiempo la entidad encargada de regular la política monetaria del país no quiere aumentar las tasas de manera drástica porque esto conduciría a una recesión, un período en que se estanca el crecimiento de la economía y que golpea con fuerza a la población más vulnerable.

“No todo el mundo va a sentir la inflación de la misma forma, pero la inflación afecta todos los productos de la economía”, dice Lasaga.

Pequeños negocios sufren la inflación

Los efectos de la inflación ya se están percibiendo en los pequeños negocios, que sienten como el consumidor tiene que elegir en qué gastar su salario ante el alza de los precios. A su vez los negocios batallan con el aumento de los precios del alquiler porque los dueños de los locales los han subido en meses recientes. Un 41 por ciento de restaurantes pequeños no pudo pagar el alquiler en mayo, según un informe de Alignable, una red que establece conexiones y refiere clientes entre pequeños negocios.

Una encuesta de junio de Alignable arrojó una cifra más preocupante, un 47 por ciento de pequeños negocios temen la quiebra para el otoño.

Lasaga observa otros aspectos preocupantes, el costo laboral para producir bienes aumentó a 8.2 por ciento en el primer trimestre del año. “Es un costo en términos monetarios que no está compensado con mayor productividad”, dijo.

Al mismo tiempo los costos de producción van a aumentar porque como la tasa de desempleo está baja, en un 3.5 por ciento, las empresas tendrán que pagar salarios más altos para conseguir trabajadores.


De hecho, los trabajadores en más de 20 estados, ciudades y condados obtuvieron un aumento salarial desde el 1 de julio, cuando entraron en vigor salarios mínimos más altos, como parte de un impulso nacional para garantizar que los peor pagados del país se mantengan al día con el aumento del costo de vida.

La situación económica pudiera dar un giro si el consumidor se refrena en las compras por la inflación y aumentan las tasas de interés, pero mientras estas sigan bajas los consumidores pueden continuar financiando las compras con préstamos y créditos, apunta Lasaga.

“Cuando se entra en un ambiente inflacionario es más fácil que la inflación siga creciendo”, dijo el profesor, indicando que un fuerte aumento de las tasas de interés tendría un efecto inmediato sobre el gasto en el consumo, especialmente en los que se compran a crédito, como muchos bienes duraderos.

Una vez que los precios suben es muy difícil que bajen. Las compañías, tiendas, vendedores se resisten a bajarlos. El presidente Biden dijo recientemente en un tuit que los precios del petróleo han bajado un 20 por ciento desde su punto máximo en junio, pero los precios en las gasolineras solo han bajado la mitad.

La Fed subirá más las tasas de interés

La Reserva Federal planea subir los intereses entre 0.75 y un punto porcentual a finales de julio, según adelantan funcionarios de la entidad monetaria.

Las tasas de interés han subido desde el comienzo del año por encima del 5 por ciento para una hipoteca fija a 30 años. Esto afecta fundamentalmente a los compradores de vivienda, que muchas veces financian hasta un 80 por ciento del precio de la compra o más si obtienen una hipoteca FHA, lo que quiere decir que pagarán mucho más por el techo, y al mismo tiempo lo pensarían más para hacer una movida significativa.

HungerinAmericaInflationWoes.JPG
Golpeadas por la inflación, muchas familias recurren ya a los bancos de alimentos. Un voluntario llenaba el auto de una persona en St. Mary’s Food Bank, Phoenix, Arizona, el 29 de junio. Ross D. Franklin AP

La subida de las tasas de interés afecta también las deudas de tarjetas crédito, que alcanzaron $8,410 millones hasta marzo del 2022, y se espera sigan subiendo, según un informe de la Reserva Federal de Nueva York.

Los intereses de tarjetas de crédito pueden llegar hasta el 20 o 21 por ciento en el 2023, predicen los expertos. Esto significa que los usuarios tendrán que destinar mucho más dinero al pago mensual de la tarjeta, lo que, en medio del aumento de otros gastos fundamentales, los pone en riesgo de no poder pagar o hacerlo tarde. Esto les afectaría el puntaje de crédito.


Solución: toma las ofertas que te mandan las tarjetas y transfiere saldo a las que tengan más bajo interés. Suelen dar hasta un año o año medio para pagar el balance. Si no obtienes este tipo de oferta, hazte un plan de pago y comienza a pagar las tarjetas de crédito de más alto interés.

Puntos positivos de la inflación

El precio de la gasolina se situó en su nivel más bajo en dos meses. En Miami, por ejemplo, se encuentran en estos días gasolineras que tienen el galón a $4.17. Aunque se espera esto revierta en los precios de otros bienes, aun no se observan los beneficios.

Otro aspecto positivo derivado de la inflación es que ha disminuido el déficit presupuestario del gobierno. En junio cayó un 77 por ciento, a $5,150 millones, con relación a los $2,238 billones del mismo período fiscal del 2021.


Los bancos estadounidenses están preparados para enfrentar una recesión. Tienen niveles de capital sólido y podrían seguir prestando a los hogares y empresas, indicó la Reserva Federal al dar a conocer los resultados de unos tests de estrés efectuados a mediados de junio,

Las personas están tomando medidas para enfrentar un periodo de inflación largo y una recesión. Se muestran más conservadoras a la hora de hacer compras significativas; organizan sus finanzas y hacen un presupuesto, cortan gastos innecesarios y buscan aumentar sus fuentes de ingresos.

Puedes seguir a Acceso USA en Facebook, Instagram y Twitter. ¿Sabías que ahora puedes recibir las noticias de finanzas y economía por whatsapp? Descubre nuestro canal aquí. Envíanos un WhatsApp con la palabra Acces USA al +1 (305) 496-4199 para suscribirte a la lista de difusión.

Suscríbase para estar informado
#TuNoticiaLocal

Manténgase actualizado sobre las últimas noticias y tendencias en la comunidad latina.

#TuNoticia
Derecho de Autor Normas de Privacidad Condiciones de Uso