Finanzas

¿Buscas tu primer auto en Estados Unidos? Esto es lo que tienes qué hacer

 Comprar un automóvil con un préstamo no es el camino si deseas conducir un auto nuevo cada dos años.
 Comprar un automóvil con un préstamo no es el camino si deseas conducir un auto nuevo cada dos años. Getty Images

El primer auto en Estados Unidos. Muchos de los que ya han pasado por ese proceso lo recuerdan con una combinación de terror y gran satisfacción. Los que se embarcan en esta aventura probablemente sienten ese terror, aderezado con confusión, preocupación y una buena dosis de emoción. Sin embargo, cuando termines de leer esta guía, lo más probable es que los sentimientos negativos hayan sido sustituídos por el empuje que da un buen plan.

Para lograr tener ese primer vehículo, en especial como inmigrante, es importante primero entender qué necesitas para obtener la licencia de conducir, tu realidad financiera y el resto de los requisitos para que el coche circule legalmente por la vía pública. Aquí tienes desglosada toda la información que necesitas.

Cómo obtener un carnet de manejo o licencia de conducir

En Estados Unidos las licencias son emitidas por los estados, por lo que los requisitos pueden cambiar según donde vivas. Por lo general, tienes tres meses para conseguir la licencia del estado donde hayas fijado tu residencia. Durante ese período puedes conducir con si tienes un carnet emitido por una autoridad en otro país o en otro estado, así como una licencia internacional.

Tener una licencia es indispensable para lograr tener un auto a tu nombre en Estados Unidos. Si estás en el país legalmente, los requisitos suelen ser bastante sencillos: Pasar un examen escrito y/o práctico, mostrar pruebas de residencia en el estado y demostrar la identidad con documentos oficiales como la tarjeta del seguro social, pasaporte y o partida de nacimiento.

Incluso, si solo tienes autorización para estar en Estados Unidos por una cantidad específica de días puedes obtener una licencia. La diferencia es que queda inválida cuando cambia tu estatus migratorio.

Si no estás legalmente en Estados Unidos las cosas se complican, según donde vivas. Actualmente solo se otorga licencias de conducir a indocumentados en 17 estados. Estos son:


Evaluando el presupuesto

Determinar si se tienen los fondos para financiar el vehículo. Sin embargo, no siempre se toman en cuenta los gastos obligados en torno a tener un auto. Estamos hablando del seguro vial, costear la gasolina, con sus precios cambiantes, reparaciones, el estacionamiento y los impuestos. Según los expertos en financias, el costo vehicular no debe exceder el 20% de tus ingresos.

Antes de comenzar a hablar de la forma en que puedes conseguir tu propio auto, es importante que sepas que el precio de los seguros depende de muchos factores que van desde el sexo y la edad del chofer hasta el color del auto, si el auto es comprado o parte de un contrato de arrendamiento financiero (lease) además de, obviamente, el modelo y el valor del vehículo.

En cuanto al carro en sí mismo, debes tomar en cuenta estos factores:

Comprar de contado, préstamo o arrendar

Solo tú sabes con cuántos fondos cuentas para conseguir un auto, pero a veces lo que más conviene no queda demasiado claro, en especial cuando te enfrentas a un sistema diferente al que estás acostumbrado.

Muchas veces, el obtener el primer auto en Estados Unidos es el primer paso hacia alcanzar el “sueño americano”. Además de facilitar el traslado, con lo que será más fácil obtener y cumplir con el trabajo, obtener un préstamo para comprar un auto a veces es más fácil que tener una tarjeta de crédito y ni hablar de conseguir tener vivienda propia, ya sea mediante un alquiler o comprada. El cumplir con los pagos a tiempo te ayudará a construir una sólida historia de crédito.

Las empresas que venden autos usados muchas veces tienen sus propios sistemas de financiamiento. Te facilitará el recibir un préstamo para comprar tu auto, pero el costo final seá mayor, pues las tasas de interés son altas.

Si has ahorrado para comprarlo de contado, ten encuenta que esto no es siempre la mejor idea. No solo perderías la oportunidad de consolidar tu historia de crédito, sino que te arriesgarías a depender de un vehículo no tan bueno o nuevo, lo que eventualmente derivaría en mayores costos de arreglos.

La otra opción el arrendamiento financiero o “lease”, como se le llama en inglés. Esto representa pagos menores mensuales y la posibilidad de cambiar de auto sin deuda una vez que termine el tiempo del contrato.

El lease tambien implica tener límites de millage (entre 10.000 y 15.000 anual), primas más altas de seguro pues te obliga a ir más allá de la protección a terceros que exige la ley. Sin embargo, puede ser una buena opción si tienes licencia, un buen puntaje crediticio y/o alguien que pueda ser tu “co-signer”, o patrocinador financiero.

Dónde encontrar el auto que necesitas para esta etapa

Existen una gran cantidad de sitios web donde puedes comenzar a explorar los autos que hay en el mercado, comenzando por los de los principales fabricantes, pero también hay muchos otros donde ver los precios de los modelos usados y los que están disponibles en tu área. Aquí tienes a los principales y ¡Felicidades!

Puedes seguir a Acceso USA en Facebook, Instagram y Twitter. ¿Sabías que ahora puedes recibir las noticias de finanzas y inmigración por whatsapp? Descubre nuestro canal aquí. Envíanos un WhatsApp con la palabra Acceso USA al +1 (305) 496-4199 para suscribirte a la lista de difusión.

Esta historia fue publicada originalmente el 1 de noviembre de 2022 7:21 pm.

Suscríbase para estar informado
#TuNoticiaLocal

Manténgase actualizado sobre las últimas noticias y tendencias en la comunidad latina.

#TuNoticia
Derecho de Autor Normas de Privacidad Condiciones de Uso