Dinero

¿Se avecina una recesión? Cómo aprovechar al máximo su salario

Una caja de propinas está llena de billetes de dólares, el miércoles 3 de abril de 2019 en Nueva York.
Una caja de propinas está llena de billetes de dólares, el miércoles 3 de abril de 2019 en Nueva York. AP

La economía está rara en este momento.

La inflación es alta, pero se ha estabilizado. Los precios de la gasolina son altos, pero han vuelto a bajar de los súper altos. El desempleo sigue siendo bajo. Los costos de la vivienda son astronómicos, pero muchas empresas siguen ofreciendo empleos a distancia. En algunos sectores se están produciendo despidos.

Dependiendo de la definición que usted use, estamos en recesión, estamos a punto de estar en recesión o no estamos ni cerca de la recesión. Una buena parte de los préstamos estudiantiles están a punto de ser condonados, pero cualquiera que tenga un saldo restante tiene que empezar a pagar de nuevo en enero. El viernes pasado, el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que espera “algo de dolor” en la economía estadounidense mientras el banco central sigue haciendo intentos para combatir la inflación, una advertencia que hizo caer el Promedio Industrial Dow Jones en mil puntos. Una nueva encuesta de Bankrate dice que a casi siete de cada 10 estadounidenses les preocupa que la economía entre en recesión a finales del próximo año.

Ha sido apodada la “vibecesión”. Y desde el punto de vista económico, las buenas vibraciones están definitivamente apagadas.

Entonces, ¿qué debería hacer con su dinero en este momento? Hay muchos consejos por ahí para los que ganan mucho. Pero aproximadamente uno de cada tres estadounidenses no tiene $400 a mano para una emergencia, y dos de cada cinco dicen que no estarían preparados financieramente para una recesión económica.

“Considere invertir en bienes raíces” y “busque diversificar su cartera” no son los consejos financieros más realistas si lo que le preocupa es pagar la mensualidad del alquiler, que le acaban de aumentar.

A grandes rasgos, lo que se puede decir es que está en un buen momento para centrarse en los fundamentos de las finanzas personales. He creado un boletín de noticias para enseñarle a hacer un presupuesto y apegarse a él.

Hablé con expertas financieras acerca de lo que los movimientos de dinero que debe estar haciendo en este momento. Si usted siente que la “vibraciones” se han apagado, siga leyendo.

Las expertas:

-Cinneah El-Amin, fundadora de la plataforma de creación de riqueza y asesoramiento profesional Flynanced

-Tori Dunlap, fundadora de la plataforma de finanzas personales Her First 100K, presentadora del podcast y autora del próximo libro “Financial Feminist”

-Vivian Tu, ex operadora de Wall Street y directora ejecutiva y fundadora de la plataforma de educación financiera y estilo de vida Your Rich BFF

-Barbara Ginty, planificadora financiera certificada y presentadora del podcast Future Rich (donde ella y yo charlamos sobre presupuestos en enero)

Esto es lo que hay que hacer para prepararse para la recesión que tal vez no esté ocurriendo, que nunca ocurrirá, pero que también está ocurriendo.

Reúna su fondo de emergencia

Las cosas malas ocurren. Estas cosas malas son un asunto de cuándo pasarán, no de si pasarán. Si tiene un auto, necesitará reparaciones. Si tiene una mascota, se enfermará. Si tiene una forma corpórea, tendrá que llevarla a la consulta del médico o a un centro de urgencias en algún momento.

Empiece con poco. Si consigue reunir $400, ya está por delante de un tercio de los estadounidenses. Haga que ese sea su primer objetivo, y luego trabaje hasta contar con una cantidad que cubra un gran gasto inesperado, como la reparación de un auto o un boleto de avión de última hora. (Cuando estaba en modo de amortización de deudas, $2,000 era una cifra muy alta para mí).

A partir de ahí, muchos expertos financieros recomiendan reservar de tres a seis meses de gastos necesarios para una emergencia financiera importante, como la pérdida del empleo. Para mucha gente, entre tres y seis meses de gastos puede parecer una cantidad astronómica. Pero que no cunda el pánico. Tenga en cuenta que no se trata de ahorrar de tres a seis veces lo que suele gastar normalmente en un mes. Si perdiera abruptamente su empleo, probablemente recortaría los extras y cancelaría algunas suscripciones. Así que cuando calcule el monto de su fondo de emergencia por pérdida de empleo, sume solo las cosas que tiene que pagar cada mes pase lo que pase.

Guarde su fondo de emergencia en una cuenta de ahorro de alto rendimiento. Puede ser tentador invertir ese dinero o ponerlo en un CD u otro vehículo de ahorro, pero el objetivo de este dinero es que esté disponible para usted en caso de emergencia. A medida que las tasas de interés suben, los intereses de su cuenta de ahorro también deberían aumentar. Tu dijo: “no se conforme” con unas décimas de porcentaje cuando podría estar obteniendo un 2% o más. Busque en un sitio como NerdWallet o Bankrate y asegúrese de que su tasa es competitiva.

Reevalúe (y renegocie) su presupuesto

Este es un buen momento para hacer una auditoría presupuestaria. ¿Cuánto dinero entra? y, la eterna pregunta, ¿a dónde se va? Si ya tiene un presupuesto, revíselo y reevalúe sus gastos (Si no tiene un presupuesto establecido, empiece por aquí).

A veces, nuestro presupuesto puede acabar en piloto automático. Revise sus gastos recurrentes y verifique si valen el dinero que paga. ¿Realmente está viendo todas sus plataformas de streaming cada mes? ¿O puede cancelar algo hasta que salga la siguiente temporada de su programa favorito? Con categorías flexibles, como salir a cenar, ¿puede retarse a gastar un poco menos y poner ese dinero en su fondo de emergencia? Tengo más ideas sobre cómo recortar su presupuesto aquí.

También puede considerar la posibilidad de renegociar sus gastos recurrentes. Cosas como la factura del teléfono, el seguro de auto, los servicios de streaming y la factura del cable no son tan inamovibles como cree.

“Soy 100% de la opinión de que hay que llamar cada año y pedir una bonificación de retención o amenazar con irse”, dijo Tu.

Llame a la línea de atención al cliente, dígales que está pensando en cancelar o cambiarse a un competidor, y pida que le pongan en contacto con el equipo o departamento de cancelaciones. Esas son las personas que realmente tienen el poder de ofrecerle una cuota mensual más baja, dijo Dunlap.

Aumente sus ingresos

La elaboración de un presupuesto es una buena herramienta, pero está limitada por el dinero que ingresa. Es difícil acortar el camino para sentirse rico. Tu dijo que un mentor le dio una vez este consejo: “solo puedes ahorrar lo que ganas. Pero siempre se puede ganar más”.

Frente a la incertidumbre económica, “lo que está en juego es realmente alto, especialmente para los profesionales que trabajan, para hacer crecer realmente sus ingresos”, dijo El-Amin.

Como mínimo, dijo Dunlap, es necesario establecer y descubrir si se le está compensando de forma justa. Recomienda buscar en sitios como Glassdoor y Payscale y preguntar a personas de su red profesional para averiguar si su salario es competitivo. Si no lo es, pida un aumento de sueldo o planifique la búsqueda de un nuevo empleo.

“Independientemente de la coyuntura económica, se merece una compensación justa”, dijo Dunlap. “Eso es algo que debería ocurrir independientemente de lo que está pasando en el mundo”.

Los recientes despidos en el sector tecnológico y en otros sectores pueden hacer que se sienta receloso de unirse a la Gran Renuncia. Pero hay formas de incorporar la seguridad laboral futura a su búsqueda de empleo.

El-Amin dice que cuando se plantea un nuevo empleo, se asegura de que el equipo al que se incorporaría sea altamente estratégico para el futuro de la empresa y muy visible para los inversores y los clientes. Escuche las convocatorias de beneficios y lea los boletines de los inversores, para asegurarse de que los proyectos en los que trabajaría son aquellos de los que presumen el director general y el director financiero. Entonces, incluso ante futuros despidos teóricos, “probablemente mantendrán intactos los equipos que están impulsando el resultado final”.

Incluso si usted es feliz donde está ahora, “siempre es mejor ser proactivo”, dijo Ginty, y “siempre es más fácil encontrar un empleo cuando se tiene un empleo”. Si usted trabaja en uno de los sectores que se han visto afectados por los recientes despidos, incluso si no ha sucedido en su empresa, no es mala idea repasar su currículo y su información de LinkedIn. También dijo que si usted trabaja en una empresa que vende un producto o servicio que fue muy popular en las primeras partes de la pandemia (como sistemas para ejercitarse en el hogar, ropa de dormir, aparatos para hacer pan), pero está en el precipicio de un descenso post-pandémico, probablemente sea una buena idea ponerse atento a otras opciones.

Y nunca se sienta mal por dejar una empresa que no le compensa de forma justa.

La lealtad no es rentable. Lo hemos visto en las estadísticas, dijo Dunlap. “Las empresas no son leales a los empleados”.

Centrarse en el pago de deudas

Millones de estadounidenses verán condonada una parte de su deuda estudiantil gracias al presidente Biden. Pero muchas de esas personas seguirán teniendo un saldo, y tendrán que empezar a hacer pagos de nuevo en enero. Tal vez piense que no tiene sentido hacer ningún pago antes de esa fecha, porque en este momento la deuda no devenga intereses ni multas. Eso es cierto, pero si puede destinar algún dinero extra a ese saldo, pagará menos intereses cuando vuelva a empezar. Por lo tanto, el dinero que destine a sus préstamos estudiantiles restantes llegará más lejos ahora que a partir de 2023.

Cualquier otra deuda de alto interés también debería ser su objetivo financiero en este momento. Si no puede pagarla, al menos trate de pagar menos intereses. Si tiene un préstamo para el auto, busque refinanciarlo antes de que las tasas suban. Si tiene deudas de tarjetas de crédito, explore los préstamos de consolidación de deudas o las transferencias de saldos con tasas iniciales bajas.

Como la Reserva Federal sigue subiendo las tasas de interés, la deuda solo puede volverse más cara. Todo lo que pueda hacer para minimizar la deuda ahora significará que pagará menos por ella a largo plazo. Pero recuerde: no ponga la deuda antes de los ahorros. “Independientemente de la cantidad de deuda que tenga, su prioridad número uno debe ser un fondo de emergencia”, dijo Dunlap.

Maximice su compensación

Todos los expertos con los que hablé dijeron que ven que las personas que inician y las que están a mitad de carrera cometen el mismo error: No aprovechan al máximo su remuneración en el trabajo. Eso probablemente incluye muchas cosas más allá de la cantidad de dólares en su cheque de pago. ¿Ofrece su lugar de trabajo reembolsos en las facturas de teléfono o en los gastos de gimnasio? ¿Puede obtener el reembolso de cosas como las pruebas de COVID a través de su seguro? ¿Ha creado una FSA para gastos médicos o de guardería? ¿Usa los beneficios para desplazamientos al trabajo?

Si no tiene ni idea de por dónde empezar, envíe un correo electrónico a su responsable de recursos humanos, dígale que tiene algunas preguntas sobre sus prestaciones, y pídale que le explique lo que tiene a su disposición.

Lo más importante: No deje dinero sobre la mesa. ¿Ofrece su trabajo una aportación al 401(k)? Sí, pero... ¿Está inscrito en él y contribuye lo suficiente para obtener la cantidad máxima? ¿No? Hágalo ahora si puede permitírselo.

“Muchas veces la aportación del empleador se ve como ‘¡Oh, es dinero gratis!’; pero en realidad no es dinero gratis, sino que forma parte de su remuneración”, dijo El-Amin. Una breve introducción a las aportaciones del plan 401(k): Un 401(k) es una cuenta de inversión a través de su trabajo. Su dinero sale de su sueldo y va a parar al 401(k) antes de que se le apliquen los impuestos, por lo que se ahorra dinero en impuestos al contribuir a él. “Es básicamente su empleador diciendo: ‘reserve una pequeña cantidad de su sueldo en su cuenta de jubilación y nosotros también pondremos algo en ella’”. Eso se suma a lo que le pagan normalmente. Si no contribuye a su plan 401(k), no obtendrá esa aportación de su trabajo. Eso es dinero (de nuevo, no dinero gratis, sino su dinero) que deja que se quede en la empresa.

“Yo no tenía experiencia en finanzas personales ni en inversiones”, dijo El-Amin. La primera vez que se metió en el agua de las inversiones fue contribuyendo a su 401(k) al principio de su carrera. Dijo que fue capaz de construir un patrimonio neto de seis cifras solo con esas contribuciones antes de impuestos.

El panorama general

Las economías suben y las economías bajan. El truco para capear esos tiempos de crisis es tener buenos cimientos.

“Los cimientos no son emocionantes y no son llamativos”, dijo Ginty. “Pero honestamente, si puede tener cimientos sólidos de finanzas personales, esa es la receta para el éxito, es la base de todo lo demás.

Su primer paso en el camino hacia el bienestar financiero: Sea amable consigo mismo.

“No sea duro con usted mismo”; dijo Dunlap. Nadie nació sabiendo cómo presupuestar. “Es como aprender cualquier otra cosa. No salimos del vientre materno sabiendo hablar italiano o tocar la tuba. Sin embargo, por alguna razón, todos sentimos que deberíamos ser automáticamente buenos con el dinero”.

Es solo que va a tomar algo de tiempo y esfuerzo el aprender a hacerlo bien.

Si tiene un fondo para emergencias, vive dentro de sus posibilidades, recibe un salario justo y ahorra un poco para la jubilación, lo está haciendo bien. Si no lo tiene, ahora es el momento de empezar.

©2022 Los Angeles Times. Visite en latimes.com. Distribuido por Tribune Content Agency, LLC.

Puedes seguir a Acceso USA en Facebook, Instagram y Twitter. ¿Sabías que ahora puedes recibir las noticias de finanzas y inmigración por whatsapp? Descubre nuestro canal aquí. Envíanos un WhatsApp con la palabra Acces USA al +1 (305) 496-4199 para suscribirte a la lista de difusión.

Esta historia fue publicada originalmente el 30 de septiembre de 2022 5:00 am.

Suscríbase para estar informado
#TuNoticiaLocal

Manténgase actualizado sobre las últimas noticias y tendencias en la comunidad latina.

#TuNoticia
Derecho de Autor Normas de Privacidad Condiciones de Uso