Dinero

La inflación aplasta los ahorros de los estadounidenses: Aquí hay 6 consejos para proteger tu dinero

Crear un colchón estable de dinero en efectivo del que pueda depender en caso de emergencia parece desalentador incluso en tiempos económicos normales. Si se añade la mayor pérdida de poder adquisitivo de los estadounidenses en más de 40 años, la tarea puede parecer casi imposible.

Los precios han subido en casi todos los productos básicos de consumo, con un aumento del 8.3% en agosto con respecto a hace un año, en niveles no vistos desde finales de 1981. Así, los estadounidenses de a pie tienen que hacer sacrificios con su dinero para llegar a fin de mes. Casi 3 de cada 5 (58%) dijeron en una encuesta de Bankrate realizada en febrero que habían tenido que recortar gastos porque los artículos del hogar se han encarecido mucho. Otro 29% afirma que ha tenido que echar mano de sus ahorros, mientras que el 23% ha tenido que endeudarse con la tarjeta de crédito.

El aumento de los costos puede suponer un duro golpe para la seguridad financiera. Más de la mitad (58%) de los adultos que participaron en una encuesta de Bankrate en junio dijeron estar preocupados por la cantidad que tienen en ahorros de emergencia, frente al 48% en 2021 y el 44% en 2020. Pero algunos estadounidenses están en mejor posición para manejar la inflación que otros. Aproximadamente, 4 de cada 10 (o el 44%) tienen suficientes ahorros para cubrir un gasto imprevisto de $1,000, un fondo vital ante el aumento de los precios, según una encuesta de Bankrate.

“La inflación eleva los precios y reduce el poder adquisitivo”, afirma Gabe Krajicek, director general de Kasasa, una empresa de servicios financieros online. “Todos tienen que estirar más para cubrir las necesidades diarias, por lo que queda menos para contribuir al ahorro”.

Para empeorar las cosas, la búsqueda del mejor lugar para guardar el dinero en efectivo es un reto, ya que el rendimiento promedio de los ahorros es un modesto 0.13%, según datos de Bankrate.

Los responsables de la política monetaria ya han puesto manos a la obra para bajar la inflación, especialmente en la Reserva Federal, donde los funcionarios han subido el precio del dinero prestado para disminuir las presiones sobre los precios al ritmo más rápido de los últimos 40 años. Pero esto tiene un precio: desacelerar el mercado laboral y poner a la economía estadounidense en riesgo de recesión. Los periodos de alta inflación también dificultan el ahorrar para los días malos, aunque es uno de los pasos financieros más importantes que puede dar un consumidor.

“Disponer de fondos líquidos es siempre una buena idea, porque va a surgir esa emergencia”, dice Kia McCallister-Young, directora de America Saves, una organización sin fines de lucro que trabaja en colaboración con la Federación de Consumidores de Estados Unidos. “No es un ‘si’ va a subir, es un ‘cuándo’ va a subir”.

Para ayudarte, Bankrate te ofrece consejos cruciales para aumentar y preservar tu fondo de emergencia frente a la peor inflación de los últimos 40 años, y te ofrece información sobre quiénes deberían tener más cuidado.

Tasa de inflación anual más reciente: 8.3% (agosto)

Pico de inflación en 2022: 9.1% (junio)

Crecimiento salarial anual: 6.7% (agosto)

Rendimiento promedio del ahorro: 0.13%.

Año de mayor inflación registrada: 23.7%, junio de 1920

Estadounidenses que no tienen un fondo de emergencia: 23%

Estadounidenses que tienen suficiente para cubrir al menos seis meses de gastos: 27%

Hogares con más deudas de tarjetas de crédito que ahorros para emergencias: 22%

Estadounidenses que han tenido que recurrir a sus ahorros debido a la inflación: 29%

Estadounidenses que han tenido que endeudarse más con la tarjeta de crédito a causa de la inflación: 23%

Estadounidenses que pueden cubrir un gasto de $1,000 con sus ahorros: 44%

Deuda total pendiente de las tarjetas: $1,140 millones de dólares (septiembre)

(Fuentes: Reserva Federal, Oficina de Estadísticas Laborales, Banco de la Reserva Federal de Atlanta y Bankrate)

1. Encuentra el mejor lugar para guardar su dinero

Aunque el rendimiento promedio de los ahorros es un modesto 0.13%, no es algo que deba aceptar. La alta inflación subraya la importancia de encontrar el mejor lugar para guardar Tu dinero, de modo que este pueda trabajar para ti.

Una vía puede ser abrir una cuenta de ahorro en un banco en línea, que puede pagar una rentabilidad más competitiva porque tiene menos gastos generales que un banco tradicional con sucursales. Algunos de los bancos online con mayor rendimiento ofrecen un 2% de rentabilidad anual (APY) o más, casi 16 veces el promedio nacional.

Pero ten cuidado: nunca sacrifiques el rendimiento por la liquidez, sobre todo si tienes en cuenta que los fondos que estás guardando serán tu salvavidas cuando tengas que hacer frente a gastos inesperados.

“El objetivo principal del dinero en efectivo es tener liquidez, y el rendimiento a menudo pasa a un segundo plano”, dice Greg McBride, CFA, analista financiero en jefe de Bankrate. “La gran mayoría de los hogares estadounidenses necesitan más liquidez, no menos”.

2. Los que no tienen ahorros: empiecen poco a poco: se trata más bien de formar el hábito del ahorro

Los expertos suelen recomendar tener una reserva de dinero en efectivo equivalente a seis meses de sus gastos lo que es una guía común para muchos consumidores. Pero eso puede parecer una tarea desalentadora para casi 1 de cada 4 estadounidenses, que en la encuesta de junio de Bankrate afirmaron no tener ningún tipo de ahorro para emergencias.

Para las personas que no tienen ahorros, el objetivo pudiera ser adquirir el hábito de ahorrar, aunque sea empezando por algo tan pequeño como apartar $5 a la semana, dice McCallister-Young.

Lo mejor que pueden hacer las personas que no tienen ahorros es adoptar la mentalidad y comprometerse a empezar a crear ese colchón.

“No hay que estresarse demasiado para tratar de ahorrar entre tres y seis meses”, dice. “El enfoque es adquirir el hábito del ahorro, y eso va a ser diferente para cada persona”.

3. Los que ya tienen algunos ahorros: evalúen sus hábitos de gasto para contribuir más a su fondo de emergencia

Las personas que ya tienen alguna cantidad de dinero en su fondo de emergencia quieren encontrar formas de seguir haciéndolo crecer. Para ello, hay que evaluar los gastos y ver dónde se puede liberar algo de dinero. Recortar las partidas más costosas de tu presupuesto será de gran ayuda, como por ejemplo encontrar compañeros de casa y una vivienda más barata, pero estas opciones pueden no ser posibles para todas las personas.

McCallister-Young prefiere llamarlo “plan de gastos y ahorros”. Eso se debe a que es una calle de doble sentido.

“Quizá la persona ya ha estado apartando $100, y puede que tenga que ajustarlo y bajarlo un poco porque su dinero no está alcanzando”, dice. “Solo vea si puede inclinar la balanza a su favor y ser muy específico e intencional”.

4. Haz que ahorrar sea lo más fácil posible

Para quienes tienen ingresos regulares, es aún más fácil hacer del ahorro un hábito cuando el proceso está en piloto automático. Verifica si apartas dinero en efectivo de forma automática, ya sea deduciéndolo automáticamente de tu nómina o automatizando tus transferencias a lo largo del mes.

“Siempre habrá algo que suponga un viento en contra de tu capacidad de ahorro”, dice Christine Benz, directora de finanzas personales de Morningstar. “Puedes anular esas aportaciones de ahorro automatizadas si lo necesitas, pero sí creo que ayuda a imponer disciplina en el proceso de ahorro de forma similar a la forma en que vemos que los participantes del 401(k) rara vez tienden a cambiar su tasa de contribución una vez que la han fijado.”

5. Crea ingresos adicionales

Buscar flujos de ingresos adicionales también pudiera ayudarte a salvaguardar tus finanzas cuando los precios suben. Ve si hay alguna oportunidad fácil de ganar más dinero, como vender ropa o monetizar tus aficiones. Si tienes acceso a internet, también puedes participar en la economía colaborativa como actividad secundaria.

“Hay más oportunidades que nunca para ser creativo y encontrar formas de añadir ingresos”, dice McCallister-Young.

6. Cambia tu mentalidad de ahorro

La mejor manera de convertir el ahorro en un hábito, incluso cuando es difícil, es cambiar la forma de pensar al respecto. Un colchón de dinero en efectivo no solo evita que tengas que cargar un gasto imprevisto en una tarjeta de crédito con una tasa de interés de dos dígitos, sino que también puede ser lo que te ayude a tomar unas vacaciones de última hora o a salir a comer con los amigos. También puede ser el fondo para dormir bien por la noche que te ayude a sentirte menos estancado cuando la economía es incierta y tu seguridad laboral es baja.

“El ahorro te da la libertad de elegir en lugar de la sensación de estar atrapado en una situación porque dependes de un sueldo”, dice Krajicek. “En lugar de centrarte en los dólares y los centavos, recuerda la razón que hay detrás de la acción”.

(Visit Bankrate online at bankrate.com.) ©2022 Bankrate.com. Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

Esta historia fue publicada originalmente el 30 de septiembre de 2022 6:57 pm.

Suscríbase para estar informado
#TuNoticiaLocal

Manténgase actualizado sobre las últimas noticias y tendencias en la comunidad latina.

#TuNoticia
Derecho de Autor Normas de Privacidad Condiciones de Uso