IRS

Pagar impuestos puede salvarte la vida y hasta de la deportación

USCIS felixibilizó las restricciones para visitantes que tengan cita en Inmigración para inmigrantes y extranjeros completamente vacunados.
USCIS felixibilizó las restricciones para visitantes que tengan cita en Inmigración para inmigrantes y extranjeros completamente vacunados. Getty Images

En Estados Unidos hay un dicho que afirma que no hay nada seguro en la vida, sino la muerte y ….los impuestos. Se traduce en que todo puede pasar, menos que las autoridades tributarias lleguen, más temprano que tarde, a pedir o arrancar la tajada que le corresponde al gobierno de tus muy sudados dólaritos.

Como sucede en la mayoría de las cosas que tienen que ver con la sabiduría popular, el dicho no solo está en lo correcto, sino que en el fondo hay que agradecer que sea así, pues en el caso de los inmigrantes, especialmente a los indocumentados, pagar impuestos puede convertirse en algo que te podría salvar la vida y hasta de la deportación.

Lo que dice la ley

La legislación tributaria vigente en Estados Unidos establece que todos los que tienen ganancias (incluyendo salario, acumulación de intereses, regalos de más de cierta cantidad, etc) en el país deben pagar impuestos. Hay algunas pocas excepciones como por ejemplo los que ganan menos de 12,950 dólares, que es la cantidad mínima de excepciones tributarias. (Aunque esto puede ser contraproducente en el caso de los inmigrantes).

Los individuos pagan sus impuestos usando el número de su seguro social. Obviamente, los indocumentados no tienen, así que existe otra forma también legal de hacerlo.

¿Pagar impuestos aunque las ganancias no queden registradas en ninguna parte?

Uno de los mitos que han explotado las campañas políticas contra los latinos es que los indocumentados no pagan impuestos y que se aprovechan del sistema de beneficencia de Estados Unidos. Esto no podría estar más lejos de la realidad.

De hecho, un estudio conjunto de la Congressional Budget Office; el American Immigration Council y el Institute on Taxation and Economy Policy determinó que en 2019 los inmigrantes pagaron 492.400 millones de dólares en impuestos. Un 45% de estos salieron de los bolsillos de los indocumentados.

En contraste, aunque contribuyeron con su carga tributaria, la mayoría de estos indocumentados no tienen derecho a ninguno de los beneficios sociales que ofrecen los gobiernos federales, estatales o municipales. Tomando esto en cuenta ¿por qué estas personas contribuyeron a las arcas públicas?

El beneficio de pagar impuestos

Cuando un inmigrante latinoamericano llega a Estados Unidos se suele sentir maravillado de ver cómo se invierten los impuestos en vialidad, seguridad, escuelas y otros servicios públicos. Es fácil sentirse inspirado a dar su parte, pero además, hay razones personales por las que contribuir tributariamente es una buena idea.

La principal tiene que ver con el estatus migratorio. Mientras menos leyes se violen en Estados Unidos, “más posibilidades tiene un indocumentado de legalizar su situación. El que se pueda demostrar que se ha cumplido con las obligaciones al gobierno es un punto esencial a favor”, explicó la abogada de inmigración Adina Appelbaum. Por eso, rinde pagar impuestos aunque se reciba el dinero en efectivo,o incluso se gane menos del mínimo determinado para contribuir. En ese tipo de situaciones los documentos oficiales hacen una gran diferencia y nada mejor que la prueba de que se cumplió.

Pero además, los inmigrantes legales que ha cumplido con sus impuestos tiene posibilidades de acceder a servicios que le pueden salvar la vida como los seguros médicos dentro del marketplace del gobierno federal, seguros subsidiados a la infancia como Medicaid y Medicare, cotizar para el fondo de retiro público y las ayudas especiales, como por ejemplo los bonos que se otorgaron para paliar la crisis económica desatada por la pandemia de covid.

Las personas que no tenían el número de seguro social registrado con el IRS (Instituto de Servicio de Rentas, por sus siglas en inglés) no pudieron recibir el dinero, o debieron esperar muchísimo.

Las formas de pagar impuestos

Está más que claro que los indocumentados no tienen seguro social, sin embargo, sí pueden tener acceso a la figura del Número de Identificación de Contribuyente Individual (ITIN), que además ayuda a la hora de abrir una cuenta bancaria y o pedir una tarjeta de crédito o un préstamo.

En cuanto al temor de que os datos que se dan para obtener este número pueda ser usada por las autoridades de inmigración para identificar a los indocumentados, el Centro de Políticas Bipartidistas, asegura que esta información está “legalmente protegida por las leyes de privacidad y no puede compartirse con el Departamento de Seguridad Nacional o con el Departamento de Inmigración y Control de Aduanas, por lo que un trabajador indocumentado puede obtener un ITIN sin temor a que la información proporcionada se use para encontrarlos y deportarlos. Si bien esta desconexión es una fuente de tensión continua entre ambas agencias, compartir esta información requeriría una acción legislativa, ya sea una nueva ley o una enmienda a la Ley de Inmigración y Nacionalidad.

¿Quién debe obtener un ITIN?

Según las leyes de impuestos de Estados Unidos lo debe hacer si

Este número se consigue llenando la planilla W7, que puedes encontrar aquí, que debes presentar al IRS con tus impuestos.

¿Hay que contribuir con los impuestos aunque no se reciba salario?

Los abogados de inmigración y de impuestos dejan claro que la respuesta está en las leyes y sería no, si se está legalmente en el país. De hecho, hay muchas excepciones, pero en el caso de los indocumentados, recomiendan presentar la declaración aunque al final no haya que pagar nada. “Aquí hay que pensar en el caso que habrá que presentar ante las autoridades si se llega a aprobar una reforma migratoria o hay una posibilidad personal de cambiar el estatus migratorio”, expresó Applebaum.

Como las leyes tributarias de este país pueden llegar a ser complicadas, suele ser una buena inversión pagarle a un experto para que te ayude. Si non cuentas con los recursos, el IRS tiene el Programa de Ayuda Voluntaria a los Contribuyentes (VITA, por sus siglas en inglés), que ayuda a

También existe el Programa de Asesoramiento Tributario para Personas de Edad Avanzada (TCE, por sus siglas en inglés) ofrecen ayuda tributaria básica gratuita a las personas que reúnan los requisitos.

Otras herramientas gratuitas del IRS son:

Puedes seguir a Acceso USA en Facebook, Instagram y Twitter. ¿Sabías que ahora puedes recibir las noticias de finanzas y inmigración por whatsapp? Descubre nuestro canal aquí. Envíanos un WhatsApp con la palabra Acceso USA al +1 (305) 496-4199 para suscribirte a la lista de difusión.

Esta historia fue publicada originalmente el 22 de noviembre de 2022 7:00 am.

Suscríbase para estar informado
#TuNoticiaLocal

Manténgase actualizado sobre las últimas noticias y tendencias en la comunidad latina.

#TuNoticia
Derecho de Autor Normas de Privacidad Condiciones de Uso