Inmigración

¿Afecta al proceso de ciudadanía de EEUU beber alcohol de forma social?

Hay que contestar adecuadamente a todas las preguntas del formulario para convertirse en ciudadano estadounidense.
Hay que contestar adecuadamente a todas las preguntas del formulario para convertirse en ciudadano estadounidense. Getty Images

Al aplicar para convertirse en ciudadano de Estados Unidos y contestar a una de las preguntas del Formulario N-400, muchos residentes permanentes legales (LPR), que hablan inglés con fluidez, se preguntan si afecta al proceso de ciudadanía beber alcohol de forma social.

La pregunta sobre el consumo habitual de bebidas alcohólicas, que aparece en la Parte 12, Información Adicional sobre el solicitante, pregunta 30 A, hace reflexionar sobre el consumo de alcohol a muchos residentes que disfrutan habitualmente de una copa de vino, cerveza o cualquier licor durante una cena familiar o con amigos.

Las autoridades hacen esta pregunta para determinar si el solicitante tiene un buen comportamiento moral, imprescindible no solo para convertirse en ciudadano estadounidense, sino también para ser considerado una persona admisible en EEUU.


Para contestar a la pregunta formulada en inglés ¿Alguna vez has sido un “borracho habitual”? —Haver you ever been an habitual drunkard?—, hay que saber cómo definen las autoridades este término, que algunos consideran obsoleto.


Ley de inmigración y consumo de alcohol

Los expertos en leyes de inmigración y ciudadanía aseguran que beber socialmente no convierte a alguien en “borracho habitual”.

Algunos especialistas piensan que este término suena anticuado porque proviene de una antigua sección de la Ley de Inmigración y Nacionalidad —INA § 101(f)— que decía no poder establecerse que tenga un buen carácter moral “quien es o fue bebedor habitual durante el periodo para el cual se requiere que se establezca un buen carácter moral”.

De esta manera, esta ley afecta a personas que sufren de alcoholismo, una enfermedad reconocida durante mucho tiempo como una discapacidad física. Las autoridades establecen que hay cuatro maneras de ser un “habitual drunkard ” o “borracho habitual”:

Persona con un trastorno crónico por consumo de alcohol.

Persona que bebe en exceso regularmente.

Persona que no puede controlar sus acciones mientras bebe.

Persona que daña a los demás cuando bebe.

Esta ley afecta a quienes son arrestados por motivos de embriagadez y conducta desordenada en lugares públicos. También, a quienes conducen bajo la influencia del alcohol u otras drogas (DUI o DWI).

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EEUU (USCIS) investiga a quienes tienen un problema con el alcohol a través del registro de arrestos y antecedentes.

USCIS no considera “borracho habitual” a una persona que no se ha convertido en adicta al alcohol y que no bebe hasta el punto de tener problemas con la ley.

Tampoco niega la ciudadanía por motivos de buen carácter moral a un bebedor social.

Más sobre Mitos y realidades sobre el proceso para obtener la ciudadanía americana por naturalización

Ciudadanía y rehabilitación de alcoholismo

Algunos residentes permanentes legales que han contestado afirmativamente a la pregunta sobre si alguna vez has sido un “borracho habitual”, han iniciado un tratamiento para la recuperación de su trastorno debido al consumo de alcohol. Son tratamientos que implican muchos años de asesoramiento psicológico y psiquiátrico, y un largo periodo de recuperación para alcanzar un estado de sobriedad.

En el caso de los alcohólicos crónicos, los abogados de inmigración aconsejan esperar para aplicar a la naturalización estadounidense el tiempo necesario para demostrar que están libres de la influencia del alcoholismo.

También insisten en que contestar afirmativamente a esta pregunta sobre buen carácter moral no significa que le vayan a denegar la ciudadanía para siempre a estos residentes permanentes.

USCIS se enfoca más en si estas personas han probado su buen carácter moral durante los años que han sido residentes permanentes legales antes de solicitar la ciudadanía, que para la mayoría es de al menos cinco años. Los especialistas dicen que USCIS analiza de cerca si has estado sobrio durante los cinco años de ser LPR.

Cinco años de buena conducta moral son suficientes para USCIS, pero si no te sientes cómodo puedes aplicar más tarde.

Durante la entrevista con USCIS, debes aportar la documentación que muestre los pasos que has tomado para buscar tratamiento, incluir declaraciones de consejeros, líderes de grupos que acrediten tu comportamiento actual de sobriedad y responsabilidad con un buen carácter moral.


Puedes seguir a Acceso USA en Facebook, Instagram y Twitter. ¿Sabías que ahora puedes recibir las noticias de finanzas y inmigración por whatsapp? Descubre nuestro canal aquí. Envíanos un WhatsApp con la palabra Acces USA al +1 (305) 496-4199 para suscribirte a la lista de difusión.

Isabel Olmos es reportera de Servicio Público. En el Nuevo Herald ha escrito historias para Trasfondo, Locales, Revista Viernes y Galería 305, y ha cubierto temas fundamentales como salud, arte, cocina y viajes. Es guionista de documentales para televisión. Es Licenciada en Periodismo por el C.E.U. Universidad San Pablo de Valencia, España.
Suscríbase para estar informado
#TuNoticiaLocal

Manténgase actualizado sobre las últimas noticias y tendencias en la comunidad latina.

#TuNoticia
Derecho de Autor Normas de Privacidad Condiciones de Uso