Inmigración

Acabar con DACA podría suponer consecuencias directas para mujeres, profesores y estudiantes

Un grupo de personas se manifiesta frente al Capitolio en apoyo al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), el jueves 6 de octubre de 2022, en Washington. El letrero dice: “El DACA es temporal, nuestro hogar es aquí”. ( AP Foto/José Luis Magaña)
Un grupo de personas se manifiesta frente al Capitolio en apoyo al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), el jueves 6 de octubre de 2022, en Washington. El letrero dice: “El DACA es temporal, nuestro hogar es aquí”. ( AP Foto/José Luis Magaña) AP

Originalmente publicado por The 19th

Hace unas semanas, los 600,000 Dreamers de la nación recibieron noticias contradictorias sobre el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA): el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito confirmó el fallo de un juez de Texas de que el programa fue implementado ilegalmente, pero mantendrá el programa para los actuales beneficiarios del DACA. Las mujeres representan más de la mitad de los beneficiarios del DACA, y las investigaciones indican que las mujeres son los Dreamers con más probabilidades de asistir a la universidad, una opción que estaría fuera de los límites de muchos de ellos sin los beneficios del programa.

Iniciado por el ex presidente Barack Obama en 2012, el DACA permite a los indocumentados traídos a Estados Unidos cuando eran niños vivir, trabajar y estudiar en el país sin la amenaza de la deportación si cumplen ciertos criterios. A estas personas se les llama Dreamers por la DREAM Act, un proyecto de ley de 2001 que no prosperó y que les habría dado un estatus legal. El DACA ha resistido múltiples impugnaciones legales desde su lanzamiento, incluyendo el intento del ex presidente Donald Trump de ponerle fin, una medida que la Corte Suprema bloqueó en 2020. Pero los expertos en políticas dicen que la actual amenaza al programa es la más seria hasta la fecha.


De hecho, el gobierno federal ha congelado todas las nuevas solicitudes del DACA desde julio de 2021, cuando el juez de distrito estadounidense Andrew Hanen de Texas dictaminó que la administración de Obama comenzó el programa ilegalmente. Esa pausa en los nuevos solicitantes sigue vigente tras la decisión del Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito de confirmar el fallo de Texas sobre el DACA, que cumplió 10 años en junio. El fallo más reciente no fue inesperado para el gobierno de Biden, que actuó para codificar el DACA en agosto “al finalizar una regla que reforzará las protecciones, como la autorización de trabajo, que permiten a los Dreamers vivir más libremente”, dijo entonces el presidente Biden en un comunicado. El juez Hanen debe ahora revisar la norma, cuya entrada en vigor está prevista para el 31 de octubre.

Si el DACA sigue cerrado a nuevos solicitantes o finalmente termina, habrá consecuencias directas para la educación, incluso para los estudiantes y maestros. La profesión de la educación, compuesta mayoritariamente por mujeres, es una de las principales carreras que siguen los beneficiarios del DACA. Ya en medio de una escasez de maestros, el campo de la educación se arriesga a perder 800 profesionales protegidos por el DACA por mes durante dos años si el programa es desmantelado.

The 19th habló con Jessie Hernández-Reyes, analista de políticas para la educación superior de Education Trust, una organización nacional sin fines de lucro para la equidad educativa, sobre cómo las amenazas al DACA han afectado a los estudiantes y las familias. También discutió las ventajas del programa y las vías disponibles para que los estados, los legisladores y las instituciones continúen atendiendo a la población indocumentada si el DACA es eliminado.

Esta entrevista ha sido editada por su longitud y para mayor claridad.

Nadra Nittle: El Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito ha ratificado el fallo del juez de Texas de que el DACA fue implementado ilegalmente. ¿Cuál es su opinión sobre la decisión?

Jessie Hernández-Reyes: La decisión de ayer del Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito es alarmante y tiene implicaciones futuras perjudiciales para los estudiantes indocumentados actuales y futuros y los estudiantes indocumentados en la educación superior. El Tribunal de Apelaciones ha enviado el caso de nuevo al Tribunal de Distrito de Texas para determinar la legalidad de la nueva regla de la Administración de Biden sobre el DACA, lo que significa que el DACA sigue en peligro de ser anulado. A pesar del abrumador impacto positivo de este programa, el DACA sigue enfrentando la incertidumbre en los tribunales. El Congreso puede proteger permanentemente a los beneficiarios del DACA y ampliar los beneficios del DACA a aquellos que no son actualmente elegibles para el programa, proporcionando a la comunidad indocumentada un camino hacia la ciudadanía o ampliando [o] reabriendo el DACA.

Mucha gente en el espacio de la educación superior, y, también, en general en el espacio de los estudiantes indocumentados, debe estar nerviosa por lo que está sucediendo. Ha habido una serie de impugnaciones legales al DACA desde su creación. Pero si retrocedemos un poco en el tiempo hasta julio de 2021... cuando se produjo el fallo [de Texas], 80,000 solicitudes quedaron en suspenso, por lo que no se han procesado desde entonces. En general, esto es desesperante para la gente.

¿Qué beneficios tienen los beneficiarios del DACA en la universidad que no tienen otros estudiantes indocumentados?

Más de 427,000 personas indocumentadas están inscritas en la educación superior, por lo que uno de cada 50 estudiantes en la educación superior es indocumentado. Sin embargo, de ese grupo más grande, menos de la mitad de la población estudiantil indocumentada en la educación superior es elegible o está actualmente cubierta por el DACA. También quiero destacar que se trata de un problema de equidad racial, ya que los estudiantes de color constituyen en su gran mayoría la población de estudiantes indocumentados en la educación superior. El 49% de ellos son latinos. El 24% son asiático-americanos o de las islas del Pacífico, y el 13% se identifican como negros.


En este momento, los estudiantes que están cubiertos por el DACA pueden cosechar algunos de los beneficios. Por ejemplo, debido a que el DACA les proporciona autorización de trabajo, tienen la capacidad de trabajar a diferencia de sus compañeros estudiantes indocumentados que no tienen acceso al DACA. Los beneficiarios del DACA pueden trabajar en el campus o trabajar fuera del campus debido a esta autorización de trabajo.

Hay siete estados de Estados Unidos en los que solo los beneficiarios del DACA pueden acceder a la matrícula estatal y a la ayuda financiera estatal. Pero si no estuvieran amparados por el DACA, no podrían recibir esos beneficios. Uno de esos siete estados es Massachusetts. Si estos estudiantes no tuvieran el DACA y tuvieran que pagar la colegiatura de fuera del estado, estarían pagando tres veces el costo de la colegiatura. Al poder acceder a la colegiatura estatal y a la ayuda financiera del estado, pueden permitirse la universidad un poco más. Y, por asociación, pueden beneficiarse de la movilidad económica y social que conlleva la educación universitaria.

La inscripción universitaria ha disminuido durante la pandemia, y el fin del DACA puede hacer que aún más estudiantes no asistan a la universidad. ¿Qué opina al respecto?

Los estudiantes indocumentados, incluidos los beneficiarios del DACA, no son elegibles para la ayuda financiera federal bajo la Ley de Educación Superior. Eso significa que no son elegibles para préstamos estudiantiles federales, estudio laboral o subvenciones. Así que eso ya afecta a la asequibilidad de la universidad para ellos. Y, de nuevo, dependiendo del estado en el que se encuentren, pueden o no tener acceso a la colegiatura estatal o a la ayuda financiera estatal. Así que estos estudiantes ya se enfrentan a barreras y desafíos para poder pagar la universidad en primer lugar. Definitivamente creo que las instituciones se están perdiendo a esta población estudiantil porque si estos estudiantes no pueden pagarlo, probablemente no se inscribirán, y no hay ningún vehículo para que realmente pidan préstamos. O bien tendrían que recurrir a préstamos privados o simplemente asumir esta deuda, que no es algo que la mayoría de los estudiantes harán, especialmente si tienen responsabilidades adicionales en casa. Hubo una propuesta para ampliar la ayuda financiera federal a los beneficiarios del DACA. No salió adelante, pero eso es algo más que pudiera hacerse para abordar la asequibilidad de la universidad para las personas indocumentadas en general.

Según el grupo cabildero pro-inmigración FWD.us, si el DACA termina, la profesión docente se verá desproporcionadamente afectada, con pérdidas de 800 maestros cada mes durante dos años. ¿Puede hablar de eso?

Es preocupante que 800 maestros con el DACA por mes durante los próximos dos años sean despedidos de sus empleos si el DACA termina, dado que ya hay restricciones en muchos estados para que los individuos indocumentados obtengan una licencia de enseñanza. En los estados en los que se permite a los indocumentados obtener licencias de enseñanza, algunos estados solo permiten a los receptores del DACA obtener licencias de enseñanza, entre otras licencias profesionales/comerciales. El fin del DACA eliminaría la posibilidad de que los estudiantes indocumentados actuales y futuros en la educación superior se dediquen a la enseñanza como profesión, lo cual es muy necesario teniendo en cuenta la actual escasez de maestros que enfrenta el país, y la importancia de tener una fuerza laboral de maestros que sea representativa de [los] estudiantes en este país, donde 98,000 estudiantes indocumentados se gradúan de las escuelas secundarias de Estados Unidos cada año.

¿Qué recursos tienen disponibles los estados o los legisladores que quieren apoyar a los indocumentados con o sin el DACA?

Los estados que limitan la colegiatura estatal y la ayuda financiera estatal a los estudiantes indocumentados con el DACA pueden poner la ayuda financiera a disposición de todos los estudiantes indocumentados. Las propias instituciones también pueden revisar las formas en que están apoyando a los estudiantes indocumentados. Si un estudiante acude a ellas y quiere hablar sobre cómo conseguir un abogado, ¿hay algún lugar al que pueda acudir para hablar de su caso y de lo que le espera? Otra cosa que pueden hacer las instituciones es revisar cuáles son sus oportunidades para los estudiantes indocumentados. Los estudiantes indocumentados sin el DACA no pueden trabajar legalmente, pero pueden obtener ingresos convirtiéndose en contratistas independientes o comenzando un negocio o participando en una beca. Las instituciones de educación superior pueden revisar algunas de sus oportunidades y ver si se están asegurando de que sus becas están abiertas a todos los estudiantes indocumentados, ya que las becas no requieren analizar el estatus legal del estudiante.

También en los estados que no ofrecen colegiatura estatal o ayuda financiera estatal o incluso la posibilidad de recibir licencias profesionales ocupacionales a los estudiantes indocumentados, deberían ampliar el acceso.

¿Qué efecto han tenido las impugnaciones legales al DACA en las familias de estatus mixto en las que algunos miembros pueden ser indocumentados, otros pueden ser elegibles para el DACA y otros pueden ser ciudadanos?

Digamos que el estudiante inscrito en la educación superior no es necesariamente indocumentado, pero uno de los miembros de su familia lo es. Eso tiene un gran costo para ellos, especialmente en términos de su bienestar físico [y] emocional porque están esperando una decisión y no saben qué va a pasar con su familiar. El DACA proporciona a los estudiantes cierta sensación de bienestar físico y mental, ya que están protegidos de la deportación. Hubo una encuesta que se hizo a estudiantes universitarios indocumentados, y el 40% de ellos reportó que pensaba en su propia deportación con frecuencia, y casi la mitad de los encuestados dijo que pensaba en la deportación de sus padres o sus tutores más de una vez a la semana. Así que es algo que está en la mente de los estudiantes con bastante frecuencia.


Además, al estar en una familia de estatus mixto, pudiera haber una persona con el DACA que esté ganando ingresos. Así que esta decisión pudiera significar la pérdida de un ingreso o tener que averiguar cómo esta persona va a contribuir con ingresos a esta familia dado que su autorización laboral se suspende o están sujetos a la deportación debido al fin del DACA.

Para calificar para el DACA, uno tiene que cumplir con ciertos criterios, como obtener un diploma de escuela secundaria o GED o estar actualmente inscrito en la escuela. Y uno no debe tener antecedentes penales graves. Estos requisitos han recibido críticas de algunos activistas de los inmigrantes que creen que separa a la comunidad en inmigrantes “buenos” y “malos”. ¿Está usted de acuerdo?

Aunque no tenemos una posición específica sobre los requisitos del DACA, sabemos que los requisitos actuales del DACA, específicamente el requisito de que una persona debe haber residido continuamente en Estados Unidos desde el 15 de junio de 2007, hasta el momento de ser elegible para el DACA, es limitante e impide a muchos estudiantes indocumentados actuales que ingresan a la educación superior el acceso potencial al DACA si se aceptaran nuevas solicitudes en cualquier momento. La generación graduada de la escuela secundaria en 2022, por ejemplo, es una de las primeras generaciones graduadas donde la mayoría de los estudiantes indocumentados no son elegibles para el DACA porque entraron en Estados Unidos después de esta fecha.

¿Cuál es su respuesta a los detractores del DACA?

Tenemos que considerar cuáles son las contribuciones de la población indocumentada y, entonces, específicamente, de la población estudiantil indocumentada. ¿Qué aportan a nuestra fuerza laboral, a nuestra economía y a la sociedad en general? Los indocumentados tienen más probabilidades que el habitante promedio de Estados Unidos de estar en la flor de la vida laboral. La mayoría de los indocumentados también están trabajando y, además, tienen un impacto bastante grande en términos de lo que contribuyen en términos de impuestos estatales y locales y su poder adquisitivo. Las investigaciones muestran que los indocumentados contribuyen con $20,000 millones en impuestos a nivel federal, $12,000 millones a nivel estatal y local, y además poseen [miles de millones de dólares] en poder adquisitivo anual. Así que los indocumentados están aquí y contribuyen y son miembros activos de nuestra sociedad. La educación superior es el vehículo para la movilidad económica y social. Si excluimos a esta población de la educación superior, entonces nuestra educación no es realmente accesible ni equitativa para todos.

Puedes seguir a Acceso USA en Facebook, Instagram y Twitter. ¿Sabías que ahora puedes recibir las noticias de finanzas y inmigración por whatsapp? Descubre nuestro canal aquí. Envíanos un WhatsApp con la palabra Acceso USA al +1 (305) 496-4199 para suscribirte a la lista de difusión.

Esta historia fue publicada originalmente el 9 de noviembre de 2022 5:56 pm.

Suscríbase para estar informado
#TuNoticiaLocal

Manténgase actualizado sobre las últimas noticias y tendencias en la comunidad latina.

#TuNoticia
Derecho de Autor Normas de Privacidad Condiciones de Uso