Noticias

¡Ahora o nunca! Si quiere comprar casa o refinanciar a una tasa baja este es el momento

Hay un mito que frena a muchas personas a la hora de comprar una casa, el de que es necesario tener mucho dinero reunido para dar como down payment o pago inicial. Esta idea pone en peligro uno de los planes financieros fundamentales de una familia, el de comprar una propiedad, no para ser dueños porque generalmente se financia a 30 años y este objetivo se cumple a largo plazo, sino para fijar los gastos mensuales que se dedican a la vivienda.

Esta ventaja de tener una hipoteca y no un alquiler, que sube según la demanda del mercado y la conveniencia del dueño, es particularmente útil en Miami, una de las ciudades menos asequible de Estados Unidos, donde el 57 por ciento de los hogares dedica más del 30 por ciento de sus ingresos a pagar el techo.

La buena noticia es que las tasas de interés de los préstamos hipotecarios siguen bajas, una situación que podría cambiar en un futuro cercano cuando la Reserva Federal suba los intereses, que en los últimos años han alcanzado cotas bajas históricas.

Los economistas de Fannie Mae proyectan que las tasas de las hipotecas fijas en préstamos a 30 años subirán al 3.4 por ciento para fines de 2021 y luego aumentarán al 3.6 por ciento en 2022. Eso es más que el 3.1 por ciento que obtuvieron quienes compraron el año pasado.

Así que sabiendo que no hace falta dar como down payment un 20 por ciento del precio de venta –en Miami, donde las casas se venden como promedio por más de $470,000, sería $94,000– aproveche el momento. Y no escuche a esos que están esperando a que bajen los precios de las casas porque los expertos consideran que no ocurrirá.

“Ahora es el momento de comprar porque existen préstamos más asequibles”, dijo Adam Hellman, vicepresidente de préstamos residenciales de Ocean Bank, explicando que el mercado de bienes raíces se encuentra saludable y que mientras la demanda de casas sea limitada, los precios seguirán subiendo.

“Si se demora en comprar y obtiene una tasa más alta, los mismos $250,000 que va a financiar le van a costar más”, apuntó Hellman.

Ocean Bank, un banco comunitario de Miami, que tiene su sede central en Le Jeune Road y la calle 7 del noroeste, ofrece préstamos en los que hay que dar solo un 3 por ciento de down payment, dijo Hellman a el Nuevo Herald.

No espere a ahorrar cantidades astronómicas, sea realista y busque la casa ahora. Al mismo tiempo vaya a un banco y pida que lo precalifiquen. Este es el proceso en el cual le piden información sobre sus ingresos y deudas y otros datos personales y le dicen cuánto están dispuestos a prestarle.

Con una carta de precalificación de un prestamista, su oferta de compra de una casa resultará más sólida. Esto lo pone a la delantera con respecto a otras ofertas, en un mercado en el que a veces se desatan guerras de quién da más.

Qué puntaje de crédito es necesario para comprar una casa

Otro mito que detiene a quienes quieren comprar una casa es que hay que tener un puntaje de crédito (credit score) alto para comprar.

Una vez más Hellman trae esperanzas a los compradores, existen préstamos para los que tienen un crédito de 620, si cumplen con el resto de los requisitos.

Los préstamos FHA (de la Administración Federal de la Vivienda), que suelen ser menos estrictos porque están respaldados por el gobierno, aceptan compradores con un crédito de 600.

Aun así, si está preparándose para comprar una casa, uno de los consejos que siempre dan los expertos y del que Hellman se hace eco, es cuidar mucho su crédito.

Comience a vigilar su reporte de crédito, pague a tiempo y trate de bajar sus deudas de tarjetas de crédito. No asuma nuevos préstamos ni compre a plazos objetos costosos, mucho menos un auto, si su plan es calificar para una hipoteca. Uno de los aspectos que van a mirar antes de concederle un crédito es el balance de sus deudas con relación a sus ingresos. Mientras más deudas, menos dinero disponible para pagar la hipoteca, y por lo tanto menos posibilidad de obtener un préstamo a un bajo interés.

Refinanciamiento de hipotecas

Esta fue una de las oportunidades que han traído las bajas tasas de interés a los dueños de casas que quieren refinanciar el préstamo para bajar el pago mensual o acortar el tiempo de la hipoteca.

Todavía se puede conseguir un préstamo a 15 años a una tasa de interés entre el 2.50 y el 3 por ciento, dijo Hellman.

El ejecutivo también derribó otro de los mitos: que es necesario bajar un punto en la tasa de interés para que dé resultado refinanciar. Como explicó, cada caso es diferente y lo mejor es hablar con un experto en financiamiento.

Muchas personas están refinanciando para hacer un cash out, es decir obtener dinero para hacer remodelación en la casa, pagar otras deudas con intereses más altos u otros gastos personales. Este es un paso que hay que dar de manera cautelosa porque se aumenta la deuda contra la casa y puede poner a la persona que piensa vender en solo unos años en desventaja.

Considere estos puntos si va a refinanciar:

▪ ¿Su hipoteca tiene penalidad de pago? Si es así, lo más probable es que no dé resultado refinanciar.

▪ ¿Tiene un 20 por ciento de plusvalía del valor de la vivienda o home equity? Este va a ser un requisito para salir a buscar préstamos.

▪ ¿Planea quedarse viviendo en la casa por siete años o más? Si la respuesta es no, pues tampoco resulta provechoso refinanciar porque no va a recuperar el dinero de los gastos de cierre.

▪ ¿Cuánto serían los gastos de cierre de la nueva hipoteca? Hay que evaluar si estos son más altos que lo que esperaba ahorrarse al obtener una tasa más baja. En este caso no vale la pena pasar por el engorroso proceso de calificación.

Para información sobre préstamos en Ocean Bank: residentiallending@oceanbank.com y 305-569-5827.

Esta historia fue publicada originalmente el 20 de mayo de 2021 7:30 am.

Suscríbase para estar informado
#TuNoticiaLocal

Manténgase actualizado sobre las últimas noticias y tendencias en la comunidad latina.

#TuNoticia
Derecho de Autor Normas de Privacidad Condiciones de Uso