Noticias

California es el estado con menos anglófonos. ¿Por qué los legisladores tienen que traducir en las reuniones?

El edificio del Capitolio de California en una soleada tarde el viernes 10 de septiembre de 2021, último día de la sesión legislativa de 2021 en Sacramento.
El edificio del Capitolio de California en una soleada tarde el viernes 10 de septiembre de 2021, último día de la sesión legislativa de 2021 en Sacramento. xmascarenas@sacbee.com

La asambleísta Wendy Carrillo, demócrata de Los Ángeles, estaba dirigiendo una audiencia en la Legislatura de California cuando una persona comenzó a hablar en español por la línea telefónica de comentarios públicos.

Hago un llamado para pedir a los legisladores que aseguren que los trabajadores excluidos del seguro de desempleo sean una mayor prioridad este año”, dijo la persona que llamó.

Lea este artículo en inglés en el Fresno Bee

Carrillo, sin perder el ritmo, tradujo los comentarios.

“Era Vanessa Terán, que pedía la defensa de los trabajadores indocumentados subempleados o desempleados, que han sido categóricamente subrepresentados y no forman parte de las soluciones cuando se trata de la recuperación del COVID”, dijo Carrillo. “Así que la escuchamos y entiendo sus preocupaciones. Gracias”.

No siempre va tan bien cuando el idioma se convierte en una barrera en el gobierno estatal.

California tiene la mayor población de habitantes que hablan otros idiomas en casa. Pero incluso en los niveles más altos, el Estado tiene problemas para facilitar el acceso lingüístico a quienes quieren participar en la vida cívica.

Y lo mismo ocurre con las personas que intentan obtener servicios y beneficios gubernamentales en organismos como el Departamento de Vehículos de Motor (DMV).

El problema es tan generalizado que incluso legisladores como Carrillo, que es bilingüe y creció hablando español en casa, acaban realizando un trabajo extra para asegurarse de que los no angloparlantes sean incluidos.

“Viniendo de un hogar hispanohablante, y siendo una niña que traducía para mis padres, entiendo a nivel personal lo difícil que es”, dijo Carrillo. “Y también lo desafiante y difícil que es sentir que puedes ser escuchado en un espacio como este”.



California_Declawed_Cats_64876.jpg
La asambleísta Wendy Carrillo, demócrata de Los Ángeles, en el centro, sonríe después de que su proyecto de ley fuera aprobado por la Asamblea en el Capitolio en mayo. Carrillo, que creció hablando español en casa, suele traducir para ayudar a los no angloparlantes a participar en la vida cívica. Rich Pedroncelli AP

La diversidad lingüística de California

Como se hablan más de 200 lenguas y dialectos en todo el estado, California es una de las regiones con mayor diversidad lingüística del mundo. Esta distinción sigue complicando la difusión de información crítica.

Alrededor del 44% de los hogares californianos hablan idiomas distintos del inglés en casa, más del doble de la media nacional del 21.5%, según la Oficina del Censo de Estados Unidos.

En todo el estado, la mayoría de los hogares que entran en esta categoría hablan español, seguido de lenguas asiáticas y de las islas del Pacífico, según los datos del censo.

La Abeja, un boletín escrito por y para los latinos de California

Suscríbase aquí para recibir nuestro boletín semanal centrado en temas latinos en California.

El porcentaje de hogares californianos que hablan otros idiomas además del inglés supera con creces incluso a estados con poblaciones igualmente diversas, como Texas y Nueva York. Alrededor del 35% de los texanos hablan otros idiomas en casa, al igual que el 30% de los neoyorquinos.

En una audiencia del subcomité celebrada el pasado miércoles, se destacó a los estadounidenses de origen asiático como uno de los grupos más afectados por los problemas de acceso al idioma.

“Los asiáticoamericanos son una población diversa, que pertenece a docenas de grupos étnicos con una importante diversidad lingüística que les sitúa en una continua desventaja en cuanto a la representación y la asignación de recursos”, dijo Faith Lee, directora legislativa de Asian Americans Advancing Justice California.

Alrededor de un tercio de los estadounidenses de origen asiático solo hablan inglés en sus hogares, según el Centro de Investigación Pew. El 66% restante habla un idioma distinto del inglés. Los estadounidenses de origen asiático también tienen las tasas más altas de competencia limitada en inglés, con un 35%, según un informe del Center for American Progress. La Oficina del Censo define el dominio limitado del inglés como aquellos que no lo hablan “muy bien”.

Lee dijo que el acceso al idioma fue identificado como el problema más urgente en una reciente encuesta de Asian Americans Advancing Justice California entre 57 organizaciones comunitarias. El dominio limitado del inglés a menudo se traduce en barreras a servicios como la atención sanitaria, la salud mental y la ayuda para el empleo.

Lee presionó para que el Estado evite las soluciones que dependen de las herramientas de traducción digital, como Google Translate, y establezca normas para proporcionar un número mínimo de intérpretes y traductores.

“También deberíamos elevar la base y el acceso lingüístico de cumplimiento en todas las agencias estatales en lugar de tener que presionar para que se cumpla agencia por agencia”, dijo Lee.

Ley de acceso lingüístico obsoleta

California cuenta con una ley de 1973, la Ley de Servicios Bilingües Dymally-Alatorre, que obliga a los organismos estatales que atienden a poblaciones en las que el 5% de las personas hablan idiomas distintos del inglés a contar con personal bilingüe y traducir documentos.

Sin embargo, no ha sido objeto de actualizaciones sustanciales desde hace décadas, y la pandemia del COVID-19 demostró que se ha quedado cada vez más obsoleta a medida que la población del estado ha ido cambiando.

Los activistas también señalan la vaguedad de la ley y su limitada supervisión, que puede llevar a las entidades gubernamentales a no cumplir los requisitos. Según un reporte de 2010 de la Oficina de Auditoría del Estado de California, algunos organismos de los condados y de las ciudades no sabían que la ley existía y no tenían planes para cumplirla.

En ocasiones, los funcionarios han usado las limitaciones obsoletas de Dymally-Alatorre para recortar el acceso al idioma. Y los habitantes que hablan otros idiomas además del inglés enfrentan una ardua batalla para mejorar el acceso.

El DMV –que había estado ofreciendo pruebas escritas para la licencia de conducir en 32 idiomas– planteó en 2021 para reducir esa lista a solo los siete requeridos por Dymally-Alatorre como parte de un “proyecto de Modernización de las Pruebas de Conocimiento”.

Aunque el DMV finalmente optó por no hacer el cambio, es un claro ejemplo de cómo las normas Dymally-Alatorre pueden ir en contra de un mayor acceso lingüístico.

En otro caso, los activistas del idioma tuvieron que emprender un esfuerzo de años para mejorar el escaso acceso al idioma de las personas que solicitaban beneficios de desempleo a través del Departamento de Desarrollo del Empleo (EDD).

Las organizaciones sin ánimo de lucro presentaron en julio de 2020 una queja del Departamento de Empleo y Vivienda Justos contra el EDD, y un reporte encargado por el gobernador Gavin Newsom en septiembre de 2020 mostró que a los solicitantes del EDD que “hablan idiomas distintos del inglés se les dificulta, si no se les hace imposible, navegar por el proceso de solicitud de desempleo”.

Un acuerdo de conciliación de 2022 entre los activistas y el EDD y una asignación presupuestaria de $21 millones requiere que la agencia mejore los servicios para las personas que no hablan inglés con servicios de interpretación telefónica, traducción de documentos y portales de acceso multilingüe en línea.

Activistas y legisladores presionan para mejorar el acceso lingüístico

En la Asamblea, los presidentes de las comisiones pueden solicitar interpretación, pero solo con previo aviso, dijo Katie Talbot, portavoz del presidente de la Asamblea, Anthony Rendón, demócrata de Lakewood. Los órdenes del día de las audiencias solo están disponibles en inglés, dijo.

“Si hay una persona que necesita traducción o adaptación para una discapacidad, les animamos a ponerse en contacto con el presidente de la Comisión o el Coordinador de la Asamblea ADA por adelantado”, dijo Talbot en un correo electrónico.

A pesar de dominar el inglés, Vanessa Terán ha hablado intencionadamente en español durante los dos últimos años cuando ha hecho comentarios públicos en las audiencias de los subcomités de la Asamblea.

Pero cada vez, no se proporcionó ninguna traducción después del comentario. Eso cambió después de que Carrillo tradujera los comentarios de Terán en una audiencia sobre el presupuesto el pasado mes de febrero.

“Esa fue la primera vez que me sentí reconocida como electora, como miembro de la comunidad y como aliada por un representante legislativo”, dijo Terán, directora de políticas del Mixteco Indigena Community Organizing Project, la mayor organización al servicio de los indígenas en California.

Terán usa el español para asegurarse de que los grupos de habla inglesa limitada, en particular las comunidades indígenas, sean tomados en cuenta. El objetivo es animar a las diversas poblaciones a que se sientan cómodas participando en los servicios gubernamentales. Terán calificó de “robo” no permitir que alguien hable su lengua materna.

“Si yo no doy ese ejemplo, nadie más lo va a hacer”, dijo Terán. “Y nunca vamos a abrir una oportunidad para que alguien más lo haga en su idioma”.

Actualmente, Terán dijo que el gobierno estatal no está estructurado como un “sistema participativo” para todos. Terán recordó casos en los que los niños de hogares hispanohablantes suelen servir de intérpretes para los padres que acuden a las audiencias públicas.

Carrillo dijo que siente un “cierto nivel de responsabilidad y rendición de cuentas” para traducir a las personas que llaman y comentan en español, para asegurarse de que sus comunidades y problemas están representados, en particular los trabajadores esenciales y de bajos salarios que buscan apoyo.

“El segundo nivel de responsabilidad que he sentido al presidir las audiencias ha sido la importancia de que mis colegas entiendan lo que se dice”, dijo Carrillo. “Y para la audiencia, y para los que miran y escuchan, entender lo que se está diciendo. Porque cuando no se entiende, no se entiende la urgencia que hay detrás de la petición o del pedido”.

Dijo que no es necesario “reinventar la rueda” cuando se trata de mejorar la interpretación en las audiencias legislativas.

“Las instituciones financieras ya tienen diferentes servicios de traducción e interpretación, incluso por teléfono”, dijo Carrillo. “Podemos intentar probar las cosas en términos de lo que funciona mejor cuando alguien está aquí en persona. O si seguimos usando el sistema de llamada a distancia ... Creo que actualmente utilizamos un servicio de AT&T. Ese servicio también ofrece una oportunidad de interpretación a medida que avanzamos”.

¿Posibles soluciones?

Carrillo y los miembros de la Asamblea discutieron recientemente la necesidad del Estado de mejorar su acceso al lenguaje en una audiencia del subcomité de presupuesto.

El presupuesto de 2022 prevé $5 millones para un programa piloto de acceso lingüístico de la Agencia de Operaciones Gubernamentales, que seleccionará un departamento para probar nuevas prácticas. Parte del dinero también se destinará a “la traducción de las audiencias administrativas y legislativas del estado para superar las barreras lingüísticas y culturales a los servicios del gobierno”, dijo un informe del personal de la comisión.

Tanto Carrillo como el presidente del presupuesto de la Asamblea, Phil Ting, demócrata de San Francisco, hablaron de sus experiencias al crecer en hogares con familias que no hablaban inglés en casa.

“Crecimos en hogares en los que se hablaban otros idiomas además del inglés”, dijo Ting. “No es raro y por eso creo que es muy importante”.

Carrillo comparó las mejoras necesarias en el acceso al idioma con “intentar parchear un tejado durante una tormenta”.

“Y llega un momento en el que hay que cambiar el tejado”, dijo. “Y eso es algo que creo que estamos tratando de gestionar y afrontar, mientras que al mismo tiempo tratamos de crear realmente oportunidades para que tengamos el tipo de personal y los recursos adecuados para realmente hacer avanzar una agenda política que realmente se trata de la equidad y el acceso y la competencia lingüística y cultural”.

Puedes seguir a Acceso USA en Facebook, Instagram y Twitter. ¿Sabías que ahora puedes recibir las noticias de finanzas y inmigración por whatsapp? Descubre nuestro canal aquí. Envíanos un WhatsApp con la palabra Acces USA al +1 (305) 496-4199 para suscribirte a la lista de difusión.

Suscríbase para estar informado
#TuNoticiaLocal

Manténgase actualizado sobre las últimas noticias y tendencias en la comunidad latina.

#TuNoticia
Derecho de Autor Normas de Privacidad Condiciones de Uso