Noticias

La ola de calor en el norte de California podría ser mortal. Aquí hay recursos para ayudar

Miguel Torres, de 77 años, monta su silla de ruedas eléctrica cerca de una fuente en el parque Pier A mientras escapa de su caluroso apartamento, el miércoles 17 de julio de 2013, en Hoboken, Nueva Jersey (AP Photo/ Julio Cortez)
Miguel Torres, de 77 años, monta su silla de ruedas eléctrica cerca de una fuente en el parque Pier A mientras escapa de su caluroso apartamento, el miércoles 17 de julio de 2013, en Hoboken, Nueva Jersey (AP Photo/ Julio Cortez) AP

A medida que la región de Sacramento se adentra en su más reciente ola de calor con un alivio nocturno limitado, el impacto en sus residentes podría ser mortal.

Los funcionarios locales están trabajando para asegurarse de que pueden mantener a salvo a las poblaciones más vulnerables.

Esto se debe a que el agotamiento por calor, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, es la respuesta del cuerpo a una pérdida excesiva de agua y sal como resultado de una sudoración profusa. Las personas que corren más riesgo son los ancianos, los hipertensos, los que trabajan en condiciones de calor y los desamparados.

En 2006, una brutal ola de calor que duró 11 días se cobró la vida de al menos 13 personas en el Condado Sacramento, muchas de ellas ancianas. Algunas de las víctimas murieron solas en habitaciones sin aire acondicionado en hoteles del centro de la ciudad con una sola habitación, lo que llevó a los funcionarios de la ciudad a exigir que los edificios anticuados ofrecieran espacios comunes con aire acondicionado. La ciudad y el condado abrieron centros públicos de refrigeración ese año, pero no hasta que la ola de calor estaba bien avanzada.

Hoy, el mayor riesgo podría ser la población de desamparados del Condado Sacramento, que cuenta con unas 9,300 personas.

La ola de calor de 2006 se extendió por toda California y se cobró al menos 130 vidas. Los funcionarios del Condado Stanislaus reportaron 29 muertes relacionadas con el calor –la mayoría de ellas de edad avanzada–, ya que el valle central hirvió durante días, con muy poco alivio por la noche.

El cuerpo tiene que enfriarse por la noche, sobre todo después de un día de 100 grados F, según la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos. Si el aire se mantiene demasiado caliente, el cuerpo trabaja a marchas forzadas para regular su temperatura, dejándolo susceptible de sufrir enfermedades relacionadas con el calor, como el agotamiento y la embolia por calor.

Los pronósticos ampliados para Sacramento prevén siete días consecutivos de temperaturas de tres dígitos, incluyendo pronósticos de máximas de 110 grados el lunes y el martes.

¿Qué se está haciendo?

Como preparación para la llegada del calor hirviente a la zona, la portavoz del Condado Sacramento, Janna Haynes, dijo que los funcionarios harán llamados de bienestar a los clientes vulnerables que reciben servicios del Departamento de Servicios para Niños, Familias y Adultos.

Si las familias están preocupadas por sus seres queridos durante la ola de calor, pueden ponerse en contacto con la línea telefónica de 24 horas de los Servicios de Protección de Adultos (APS) del Condado Sacramento, 916-874-9377.

Las familias también pueden llamar al 2-1-1 o al 916-498-1000 para informarse sobre los avisos de ola de calor, las ocasiones de enfriamiento o cómo recibir ayuda adicional para mantenerse fresco.

Los centros de refrigeración están repartidos por toda la zona de Sacramento y a los residentes desamparados se les ofrecerán vales de motel para escapar del calor.

Durante las olas de calor, la gente usa más la electricidad para refrescarse. Si el aumento de la demanda no puede ser soportado por el aumento de la generación de electricidad, pueden producirse cortes de electricidad programados.

Las personas que dependen de la maquinaria médica deben permanecer en alerta para asegurarse de que no se ven afectadas por los cortes.

Porque el agotamiento por calor, si no se trata, puede provocar una embolia potencialmente mortal.

Según los CDC, el golpe de calor es la enfermedad más grave relacionada con el calor. Un cuerpo que experimenta un golpe de calor puede tener una temperatura de 106 grados o más a los 15 minutos de sufrir una embolia.

Una vez que el cuerpo ya no puede controlar su temperatura, no puede enfriarse, lo que puede causar daños permanentes o incluso la muerte si no se trata inmediatamente.

La culpa es del cambio climático

Michele Barbato, profesora de la UC Davis y codirectora del Centro de Investigación sobre la Adaptación al Clima de la UC Davis, dijo que el aumento de las temperaturas es la nueva normalidad y que el cambio climático en todo el mundo podría empeorar.

Los fenómenos meteorológicos son extremos, como las inundaciones monzónicas en Pakistán que desplazaron a millones de personas este mes y dejaron un tercio del país bajo el agua.

Mientras tanto, la vecina de Pakistán, China, está experimentando una sequía histórica.

“Hay ríos que llevan corriendo más de dos mil años que están completamente secos”, dijo Barbato.

El trabajo de Barbato gira en torno a cómo adaptarse al cambio climático y ofrecer soluciones resistentes. Para frenar el cambio climático, la gente puede usar materiales que proporcionen un mejor aislamiento, diseñar casas que soporten las olas de calor de forma eficiente con menos energía y usar árboles de sombra junto a las carreteras para reducir la temperatura del asfalto.

“Poner aire acondicionado en todas partes puede parecer una solución, pero no es una solución a largo plazo”, dijo Barbato. “Estamos usando más energía y eso está aumentando el cambio climático. Estamos haciendo que el objetivo se mueva más lejos de nosotros”.

¿Cuáles son los signos de un golpe de calor?

He aquí los síntomas del agotamiento por calor y de la embolia por calor, y qué hacer si alguien que conoces padece alguna de las dos enfermedades relacionadas con el calor, según los CDC:

Los síntomas del agotamiento por calor son:

Los síntomas de la embolia por calor incluyen:

Si alguien que conoces sufre un agotamiento por calor o una embolia, llama al 911 para recibir asistencia de urgencia.

Mientras esperas la ayuda, mueve a la persona a una zona de sombra, quítale la capa exterior de ropa y aplícale agua o hielo en la piel y en la ropa, escriben los CDC en su sitio web. Si la persona sufre un golpe de calor, dale de beber agua fresca.

Ryan Lillis, de The Bee, colaboró en este reportaje.

Esta historia fue publicada originalmente el 2 de septiembre de 2022 7:14 pm.

Suscríbase para estar informado
#TuNoticiaLocal

Manténgase actualizado sobre las últimas noticias y tendencias en la comunidad latina.

#TuNoticia
Derecho de Autor Normas de Privacidad Condiciones de Uso