Salud

¿Qué ocurre si usted vuelve a contraer COVID? Esto es lo que dice una experta en enfermedades infecciosas

Aunque los casos de COVID-19 han empezado a estabilizarse, los infectados anteriormente pueden enfrentar otra ronda a medida que se propagan nuevas variantes.

En abril, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados (CDC) informaron de que casi el 58% de los estadounidenses se habían infectado de COVID-19. Y el riesgo de volver a contraerlo puede ser mayor como resultado de la actual oleada, impulsada por las contagiosas subvariantes de la ómicron BA 4 y BA 5.

Lea este artículo en inglés en el Sacramento Bee

La reinfección se produce cuando una persona tiene el virus, se recupera y vuelve a contraerlo, según los CDC.

Un estudio de Kaiser Permanente de diciembre de 2021 descubrió que la reinfección es poco común, pero las mujeres, las personas inmunodeprimidas y las que fueron hospitalizadas previamente son más susceptibles.

El Sacramento Bee habló con la Dra. Natascha Tuznik, especialista en enfermedades infecciosas de la UC Davis, para que respondiera a las preguntas sobre la reinfección, incluyendo si se desarrolla inmunidad al contraer COVID la primera vez, y si las infecciones repetidas pueden empeorar los riesgos para la salud:

¿Tiene uno protección contra la reinfección?

En resumen, sí, pero el grado de protección depende de la persona y de su respuesta inmunitaria.

Según los CDC, los anticuerpos contra el COVID –proteínas generadas por el sistema inmunitario– pueden detectarse en la sangre de personas que se han recuperado del COVID o de personas que se han vacunado contra él. Desarrollarlos es solo “una parte” de la respuesta inmunitaria del organismo.

“Sí que se desarrollan anticuerpos después del COVID, pero la cantidad y el grado de la respuesta varían mucho y dependen de numerosos factores”, dijo Tuznik.


Las personas completamente vacunadas que están sanas y no tienen ningún padecimiento médico subyacente probablemente experimentarán síntomas leves al infectarse de nuevo de COVID. Este paciente se conoce como “huésped normal”.

Se estima que este grupo de pacientes tiene un “bajo riesgo de repetir la infección con una variante similar durante al menos seis meses”, según la Mayo Clinic.

Pero este no es el caso de las personas inmunodeprimidas, aunque estén totalmente vacunadas y con refuerzo.

“Es posible que no sean capaces de generar una respuesta de anticuerpos adecuada”, dijo Tuznik. “Por lo tanto, cuando se infectan, sus síntomas pueden ser mucho más graves y su respuesta de anticuerpos está embotada, en comparación con alguien con una respuesta inmunitaria normal”.

¿La reinfección provoca un COVID prolongado?

Las investigaciones al respecto no son concluyentes.

Los CDC definen el COVID prolongado como “problemas de salud nuevos, recurrentes o continuos” que pudieran aparecer al menos cuatro semanas después de contraer el COVID-19.

Según los datos de observación, el COVID prolongado es más frecuente en las personas que han tenido un brote grave o en las que no están vacunadas, que es también el mismo grupo que se reinfecta con más frecuencia, dijo Tuznik.

En un estudio de junio publicado por el Sistema de Atención Sanitaria de VA Saint Louis y la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, los investigadores compararon los síntomas de medio millón de pacientes infectados por COVID con los de más de 5,000 millones de pacientes de control no infectados.


Los hallazgos de este estudio muestran que la reinfección aumenta el riesgo de padecimientos asociadas cuando se experimenta un COVID prolongado.

Los padecimientos posteriores al COVID existen en un espectro y pueden incluir fatiga, fiebres y síntomas que empeoran tras un esfuerzo mental o físico, entre otros síntomas neurológicos y respiratorios, según los CDC.

“Su estudio sugiere que [las reinfecciones] sí contribuyen potencialmente al COVID prolongado”, dijo Tuznik.

¿Le hace a uno susceptible a otras enfermedades?

“Sabemos que pueden desarrollarse y se han reportado nuevos padecimientos de salud después del COVID-19, particularmente en pacientes que han tenido una enfermedad de COVID-19 grave”, dijo Tuznik.

Algunas de los padecimientos subyacentes, que pueden desarrollarse a partir del COVID, incluyen enfermedades autoinmunes, diabetes, insuficiencia renal y complicaciones neurológicas, lo que puede hacer que los individuos sean más propensos a contraer otras enfermedades, dijo la especialista en enfermedades infecciosas.

“Algunos pacientes han tenido estos padecimientos subyacentes y pueden empeorar, pero también se ha informado que los pacientes desarrollan estos síntomas ‘de nouveau’, es decir, nuevos”, dijo.

Si se desarrolla uno de estos padecimientos después de un brote grave, Tuznik dijo que se puede ser indirectamente más susceptible a otras infecciones también, como la influenza o el resfriado común, e incluso otras más complicadas.

MEDIA

Las autoridades sanitarias creen que la popularidad de los kits de pruebas rápidas caseras para la detección del COVID-19, como los proporcionados gratuitamente por el gobierno federal a principios de este año, significa que los casos reales de coronavirus son probablemente mucho más altos que los recuentos oficiales basados en las pruebas moleculares de PCR confirmadas por el laboratorio.

Puedes seguir a Acceso USA en Facebook, Instagram y Twitter. ¿Sabías que ahora puedes recibir las noticias de finanzas y inmigración por whatsapp? Descubre nuestro canal aquí. Envíanos un WhatsApp con la palabra Acces USA al +1 (305) 496-4199 para suscribirte a la lista de difusión.

Suscríbase para estar informado
#TuNoticiaLocal

Manténgase actualizado sobre las últimas noticias y tendencias en la comunidad latina.

#TuNoticia
Derecho de Autor Normas de Privacidad Condiciones de Uso